Tierras impactantes, cultura milenaria

blogerredas 14 noviembre 2010 0


Además de los maravillosos paisajes, las diferentes comidas, o las distintas excursiones, lo interesante de realizar un viaje está en el hecho de lograr conocer y cultivarse acerca de las diferentes culturas que conviven en el mundo.

Este es el caso de quienes visitan lugares históricos, como lo son Grecia, Roma, Egipto, o en este caso, Marruecos. Este lugar cuenta con una gran belleza, y unas tradicionales y particulares costumbres que vale la pena conocer y admirar y profundizar.

Marruecos se encuentra entre el Océano Atlántico y el Mediterráneo, y cuenta con una multiplicidad impresionante de paisajes diferentes.

Es es Islam la tradición predominante a lo largo de todo el territorio (hecho conocido mundialmente a través de un espejo televisivo de estas tierras, como lo fue la telenovela brasileña “El Clon”, que relataba las peripecias de una chica de familia musulmana nacida en Brasil que debe adaptarse a las costumbres de su religión cuando viaja a Marruecos en su adolescencia), ejerciéndose la fe coránica en todo el país.

Sin embargo, la tecnología y el progreso han llegado al territorio marroquí, a pesar de sus fervientes creencias y costumbres. Si tuviéramos que elegir una ciudad de Marruecos que representara la unión de las nuevas y viejas costumbres, la seleccionada sería Marrakech, en donde se encuentran maravillas como el Dar El Makhzen (Palacio Real), o El Jardín de la Menara, en donde es posible observar un inmenso estanque del Siglo XII y un palmeral con mas de 10 hectáreas de palmeras, naranjos, olivos y manzanos, entre otros sitios.

Además, las mezquitas, lugares de oración, son abundantes en todo el territorio, lo que denota un gran apego a su fe.

Marruecos plantea un viaje interesante para quienes disfrutan de los viajes con paisajes cargados de sentido.